Estudio de las disponibilidades y necesidades de recursos hidrológicos para la campaña 2019

You Are Here: Home / Estudio de las disponibilidades y necesidades de recursos hidrológicos para la campaña 2019

Para solicitar el estudio, rellene este formulario.

A lo largo del 2019, la CUAS Lillo-Quintanar ha encargado un estudio con el objetivo de estudiar las disponibilidades y necesidades de recursos hidrológicos para la campaña anual. Con este análisis, la CUAS Lillo-Quintanar persigue mejorar la gestión hídrica tomando como punto de partida las conclusiones de este estudio sobre el dimensionamiento de las disponibilidades y necesidades de recursos hidrológicos mediante clasificación de superficies regadas durante la campaña 2019. Como elemento innovador se usarán herramientas de teledetección que ofrecen disponer de información más útil para la definición de una estrategia de gestión y planificación.

Con los datos y resultados que se van obteniendo del estudio se va a disponer de un conocimiento real y completo del uso de los recursos hidrogeológicos, tanto en la localización de las extracciones a partir de la identificación de superficies regadas a nivel de parcela como a partir de la propia identificación de los cultivos regados. Y por lo tanto, con este información de referencia se podrán adoptar medidas y alternativas de gestión de los recursos disponible para los distintos tipos de usuarios. Este estudio, permitirá a su vez ayudar en el establecimiento de parámetros cuantitativos y cualitativos, en el caso que sea necesario buscar otras opciones viables en la gestión.

También se dispondrá de acceso por parte de los técnicos de la CUAS Lillo-Quintanar al sistema AgriSat®, compuesto por la plataforma AgriSatwebGIS® y la app AgriSat®. Este sistema basado en la teledetección puede determinar las superficies regadas durante la campaña 2019, mediante el uso de series temporales de imágenes de satélite en los que se obtienen determinados parámetros que miden la actividad fotosintética de los cultivos. Ello permite identificar los cultivos establecidos en estas superficies. A partir de esta información, se pueden estimar los volúmenes de agua extraídos mediante la asignación, a cada una de estas clases, de un volumen promedio de consumo (en m3 por campaña).

Además, con esta información se pueden:

  1. Evaluar las estrategias de manejo de los cultivos por los agricultores y determinar las necesidades de agua y nutrientes.
  2. Conocer la variablidad intraparcelaria, tanto estructural, relacionada con parámetros del suelo (orografía, conductividad eléctrica aparente, textura, estructura, fertilidad), como coyuntural, por ejemplo por fallos en la distribución del agua o en las aplicaciones de abonado u otros itinerarios de siembra y labor, así como la presencia de plagas y enfermedades y su evolución, así como la efectividad de los tratamientos fitosanitarios.

Todo ello con el objetivo de mejorar el manejo agronómico de los cultivos con el consiguiente beneficio medioambiental de hacer un uso más racional de los recursos.

Este sistema también destaca como herramienta SIG, ya que permite editar, almacenar y consultar información alfanumérica georreferenciada, de forma ordenada, relacionada,

Este estudio está financiado a través del programa de ayudas 2019 para proyectos de educación ambiental de la Dirección General de la Agenda 2030 y Consumo (Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha).